15. De la lucha por el territorio a la utilización de niños como objetos de actos criminales en Antioquia-Colombia

Astrid Elena Arrubla Montoya

Resumen


Todavía se viven los rezagos de la violencia que plantó el jefe del cártel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, en el territorio Antioqueño. Este personaje, catalogado como uno de los hombres más famosos a nivel delincuencial en el mundo, no sólo comandó como capo de la droga, sino que también comandó el negocio de la vida y el de la muerte, el de las almas y el de los deseos de nuestros niños, niñas y jóvenes en todo el territorio colombiano. A consecuencia de ello, en las comunas de la ciudad de Medellín y en los municipios aledaños, se fue gestando una nueva forma de vivir y de interactuar culturalmente.

En el contexto de máxima delincuencia, las fuertes y sólidas bases cristianas que venían de antaño, y que eran compatibles con una forma de actuar hipócrita, habían preparado la psiquis de sus habitantes menores y adolescentes para pensar y sentir de acuerdo con la ideología del capo:  “la vida no vale nada”; “puedes conseguir el dinero fácil y sin esfuerzo”; “puedes quitar la vida y los bienes materiales a los otros sin ningún problema legal a causa de la inimputabilidad de tu condición de menor”, etc. Referentes sociales tales como el “parlache”, el “sicariato” y “las prepagos” se convirtieron, en escasas tres décadas, en el punto de partida de un fenómeno sin precedente alguno: la utilización de los menores de edad como asesinos absueltos a los cuales la ley colombiana juzga como inimputables.


 


 


Palabras clave


Lucha por el territorio; menor infractor-sicario; narcotráfico y organizaciones criminales al margen de la ley en Medellín.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Observatori del Conflicte Social
RCUB revistesub@ub.edu Avís Legal RCUB Universitat de Barcelona