Los viejos «nuevos valores» de una cinematografía en auge. Lo hispano marcha en Hollywood

Jeronimo Martin

Resumen


El XLIII Festival Internacional de Cine de San Sebastián, celebrado el mes de septiembre de 1995, sirvió para comprobar el auge en Estados Unidos de películas escritas y dirigidas por hispanos, sobre todo por chicanos, es decir, por norteamericanos de origen mexicano. En la capital guipuzcoana se presentaron cuatro films muy representativos de esta tendencia: Un paseo por las nubes (A Walk in the Clouds), de Alfonsa Arau; La pequeña princesa (The Little Princess), de Alfonsa Cuarón; Mi familia (My Family), de Gregory Nava; y Desperado, de Robert Rodriguez. Todas ellas son grandes producciones que beben en unas fuentes artísticas y culturales distintas a las del cine norteamericano convencional, inspirado más bien en la tradición anglosajona, y que ofrecen, por tanto, una visión original de grandes temas que está afrontando desde hace unos años el cine made in USA, como la familia, el valor de la religión o la necesidad de recuperar ciertos valores morales que se habían perdido en las últimas décadas.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.
RCUB revistesub@ub.edu Avís Legal RCUB Universitat de Barcelona