Exilio, identidad, historia, forma fílmica. La guerre est finie, Nueve cartas a Berta

Fernando González

Resumen


En 1999, Theo Angelopoulos presenta en Cannes La eternidad y un día. Allí, un poeta enfermo hace cuentas con su pasado: en cierto momento, mientras visita a su madre en un hospital, le dice que ha vivido sin estar realmente en ningún sitio, como un exiliado. Su biografía se hace en cierto modo paralela, en la película, a la de un escritor del siglo diecinueve cuyo largo poema él quiere continuar: aquel poeta romántico había vuelto a Grecia, desde Francia, para luchar por la independencia, pero ya no recordaba la lengua materna, y tiene que dedicarse a comprar palabras. El poeta es, pues, uno que habita entre dos mundos, desdoblado, extranjero, emigrante, expatriado, exiliado.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.
RCUB revistesub@ub.edu Avís Legal RCUB Universitat de Barcelona