Del monje zen al guerrero samurái.

Jordi Puigdomènech López

Resumen


Una hipotética clasificación simplificada de la producción cinematográfica podría consistir en dividir ésta en dos grandes categorías de producciones: las que no tienen otro objetivo que servir de mero entretenimiento y las que, aprovechando la potencialidad expresiva que ofrece el registro audiovisual, permiten que el director, considerado como "autor", se atreva a intentar llevar a cabo una cierta aportación intelectual al espectador. Una buena parte de los consumidores de productos audiovisuales se muestran satisfechos con las producciones que cumplen la función de simple pasatiempo, mientras que otros exigen de una película que sea capaz de transmitirles un mensaje que invite a la reflexión, sin renunciar por ello necesariamente a la función lúdica. Éstos valoran positivamente el hecho de que un film pueda plantear cuestiones que estimulen sus capacidades intelectuales y emotivas, y por ello encuentran en el cine de Akira Kurosawa —entre otros cineastas considerados "autores”— una oportunidad de participar activamente en ciertos temas que le conciernen y le implican tanto a nivel individual como a nivel humano, al mismo tiempo que disfrutan de la acción, la intriga o el romance presentes en la obra.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.
RCUB revistesub@ub.edu Avís Legal RCUB Universitat de Barcelona