Notas sobre la zona de meandros encajados del Guadalquivir al Este de Córdoba

RAFAEL CABANAS

Abstract


A lo largo de su tramo medio, en la provincia de Córdoba, el Guadalquivir se acerca al Paleozoico del borde inferior de la gran falla bética  constituyendo su curso, en líneas generales, el límite entre las  formaciones de la Meseta y las terciarias del valle.
El curso fluvial, sin embargo, no sigue rígidamente el contacto entre las series primarias y terciarias sino que al describir los numerosos meandros que caracterizan su paso por las tierras cordobesas, unas veces divaga en amplias curvas de trazado cambiante por los materiales del Terciario marino, mientras que en otras ocasiones muerde en las rocas duras del Primario, profundizando en ellas y dando lugar a los meandros encajados de los que el más conocido es el de Montoro, clásico ya en la literatura geológica española. La existencia de estos tramos encajados ha permitido el aprovechamiento fluvial mediante la construcción de presas de embalse y centrales eléctricas. Por sus condiciones topográficas y geológicas estos tramos constituyen buenas cerradas desde el punto de vista ingenieril, aguas arriba de ellos se encuentran zonas bastante amplias, fraguadas en los materiales blandos del Terciario, que dan lugar a vasos de suficiente capacidad.
Los tramos encajados más notables se encuentran entre Villa del Río, en el límite con la provincia de Jaén, y Alcolea ya en las proximidades de Córdoba. A partir de esta ciudad, el curso del río se separa gradualmetite del frente serreño discurriendo por el Terciario de la campaña y pasando, cerca de Sevilla, al Cuaternario de su propia llanura aluvial.

Full Text:

PDF

Refbacks

  • There are currently no refbacks.


RCUB RCUB Declaració ètica Avís Legal Centre de Recursos per a l'Aprenentatge i la Investigació Universitat de Barcelona