Alteraciones neuropsicológicas y daño cerebral en la infancia y adolescencia asociados al nacimiento prematuro

Leire Zubiaurre-Elorza, Sara Soria, Carme Junqué i Plaja

Resumen


La prematuridad es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS, 1977) como el parto que ocurre antes de las 37 semanas de gestación. La alteración de la sustancia blanca (SB) es la principal característica de daño cerebral y la leucomalacia periventricular (LPV) es el hallazgo patológico más común en estudios de resonancia magnética Los niños nacidos prematuros comparados con los niños nacidos a término presentan un cociente de inteligencia (CI) con puntuaciones menores pero dentro de la normalidad. Las funciones neuropsicológicas específicas más afectadas son las ejecutivas visuo-perceptivas y lingüísticas. Los niños prematuros con LPV, también muestran puntuaciones más bajas en el CI, en las funciones ejecutivas, en el cálculo mental y en las capacidades visuoperceptivas. Las alteraciones cerebrales estructurales de sustancia gris (SG) que pueden contribuir a una peor ejecución cognitiva en estas muestras de prematuros implican regiones en los lóbulos cerebrales temporal, parietal, frontal y occipital. Además, el cerebelo y diversos núcleos grises subcorticales tales como el núcleo caudado, el tálamo y el hipocampo están también afectados. En los últimos años, los estudios de resonancia magnética y neuropatológicos, están demostrando que además de la alteración clásica de SB, los niños prematuros con LPV presentan daño en la SG tanto cortical como subcortical a los cuales se les atribuye una implicación directa en la peor ejecución cognitiva.

Palabras clave


inteligencia; prematuro; neuroimagen; neuropsicología; resonancia magnética

Texto completo:

PDF (English)

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


RCUB revistesub@ub.edu Avís Legal RCUB Universitat de Barcelona