El animal biográfico

Julieta Yelin

Resumen


El presente artículo parte de una pregunta aparentemente impertinente: ¿por qué los animales no tienen biografía? La respuesta parece evidente: no participando del bíos, difícilmente podrían convocar la grafía; una vida sin palabras –sin historia, sin muerte, sin política– no solicitaría –ni ameritaría– un relato. ¿A quién podría interesarle la vida de un pollo industrial, criado bajo lámparas, hacinado, alimentado incesantemente, privado del sueño hasta el momento de ser desangrado por una máquina? ¿Es eso acaso una vida? ¿Y quién podría escribirla? Con todo, el interrogante suscita algunas reflexiones e ilumina aspectos de la narración biográfica que, analizados desde una perspectiva antropocéntrica, permanecen en la sombra; en primer lugar, el prejuicio de que bíos y zoé son zonas discernibles en el ser humano y, por tanto, en su relato biográfico. El trabajo apunta, así, a examinar la imposibilidad de la biografía animal con la intuición de que en ella se exhibe la callada insistencia de la zoografía humana.


Palabras clave


Biografía; animal; literatura; vida

Texto completo:

HTML

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.
RCUB revistesub@ub.edu Avís Legal RCUB Universitat de Barcelona