El arte es una máquina de (des)montaje. Fordismo-taylorismo y vanguardias artísticas a principios del siglo XX

Emilio Irigoyen

Resumen


A comienzos del siglo veinte, las vanguardias artísticas y algunos críticos culturales respondieron, explícita o implícitamente, a nuevas realidades surgidas en la producción industral, que hoy conocemos como fordismo y taylorismo. Los artistas se sumaron primero a las acusaciones hechas al taylorismo de convertir al ser humano en una máquina, y más tarde, contemporáneamente a la sistematización y difusión del fordismo, las obras comenzaron a mostrar una estructura inorgánica, como puede verse, entre otras formas, en las "incoherentes" figuras surrealistas, el collage dadaísta, o el "desmontaje" del texto en la poesía cubista. La cara más visible del fordismo era la cadena de montaje donde cada elemento del proceso se integra a una línea única para producir el objeto final; los artistas de vanguardia trabajaron el desmontaje y la estructura multilineal y llegaron incluso a rechazar la relación entre obra de arte y objeto.

Palabras clave


fordismo; taylorismo; vanguardia

Texto completo:

HTML


Copyright (c)

RCUB RCUB Declaració ètica Avís Legal Centre de Recursos per a l'Aprenentatge i la Investigació Universitat de Barcelona