534. Génesis de una tradición geográfica: los atlas publicados por Tomás López, 1730-1802

Agustín Hernando Rica

Resumen


En el transcurso de la segunda mitad del siglo XVIII, Tomás López (1730-1802) publica seis atlas. Los tres primeros, los más elementales y con los que se da a conocer, lo hace durante su etapa como pensionado en París (1752-1760); tras su regreso a Madrid emprende la confección de un colosal Atlas geográfico de España, un ambicioso proyecto al que consagró tres décadas de su vida (1760-1792); y en el crepúsculo de sus días compuso dos antologías, una universal (1792) y otra histórica (1801). Este singular legado, el primero de nuestra historia, revela los albores de un ejercicio profesional de la geografía consistente en la representación iconográfica del saber territorial. Asimismo, el acceso y asidua consulta por parte de la sociedad contribuyó a nutrir y modelar su imaginación geográfica. Su invención se debe al cambio de sensibilidad experimentado por unos gobernantes ansiosos por disponer de mayor y mejor información geográfica del país. La acogida dispensada, más allá de la nobleza y autoridades, no fue muy entusiasta. Por otro lado, la historiografía se ha mostrado poco generosa con su labor, afanándose en resaltar sus deficiencias. Unas críticas lanzadas desde la asunción dogmática de las virtudes de otro procedimiento metodológico empleado en la visualización de este saber y su anhelo por desplegarlo en España. Carecemos de miradas que, además de escrutar la relación mapa-territorio, desvelen sus significados políticos, sociales e ideológicos.


Palabras clave


Atlas; representación cartográfica; cultura geográfica; Tomás López; Siglo XVIII

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.1344/sn2016.20.16788

Copyright (c)

RCUB RCUB Declaració ètica Avís Legal Centre de Recursos per a l'Aprenentatge i la Investigació Universitat de Barcelona