Call for papers: Monográfico Movimientos y conflictividades (post)nacionales en el s. XXI

2021-09-30

Coordinadores: Mario Zubiaga (Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ) y Gemma Ubasart-González (Universitat de Girona)

Los procesos conflictivos de construcción estatal, nacional y democrática han sido consustanciales al desarrollo de la modernidad. Los movimientos nacionalistas y el movimiento obrero deben entenderse como actores cuya ideología y repertorio de acción colectiva han dado forma a la organización política derivada de la revolución industrial y la revolución francesa. Tanto el estado-nación como el estado social pueden ser explicados a partir de las conflictividades apuntadas. El concepto de soberanía, en su acepción nacional o popular, se encuentra en el centro de dichas disputas a lo largo de los siglos XIX y XX, y su contenido evoluciona en función de ellas.

Adentrados ya en pleno s. XXI, el mundo está cambiando de forma acelerada. Diversos factores dibujan un contexto en transición: la globalización y financiarización de la economía, la complejización del gobierno multinivel con tensiones supra y sub-nacionales, la erosión de la capacidad de decisión de la ciudadanía o de los gobiernos nacionales frente a los poderes globales, la internacionalización de los procesos migratorios o la coexistencia de identidades plurales en ámbitos territoriales compartidos, entre otros. Ahora bien, sería un error pensar que los movimientos y las conflictividades (post)nacionales antes mencionados pierden centralidad en este nuevo milenio.

La soberanía nacional entra en crisis, pero ello no supone que los procesos conflictivos de construcción estatal se paralicen. Es más, los estados-nación intentan reforzarse internamente, recuperando competencias, al tiempo que demos institucionalizados internos reclaman estatalidades propias o, al menos, mayor autogobierno. Esta dinámica sobrepasa el ámbito de las naciones sin estado ya conocidas, pues aun en ausencia de conflictividad nacional, distintas comunidades políticas territoriales reivindican su identidad diferenciada y un posicionamiento más justo y equitativo en el seno de los estados-nación centralizados, renovándose así el cleavage centro-periferia. En este sentido, solo en el entorno europeo, y a modo de ejemplo, el Brexit, la demanda de nuevo referéndum en Escocia, la cuestión norirlandesa reactivada, el reforzamiento de la pulsión soberanista en Gales, las reivindicaciones de las lenguas propias en Francia, las demandas de la “España vaciada”, el proceso independentista catalán, las propuestas de nuevo estatus político en Euskal Herria o las tensiones multinivel en Italia son expresiones claras de la conflictividad en torno a las identidades y la soberanía. La propia Unión Europea se encuentra en un momento crítico en el que las tendencias federalizantes puestas en marcha como respuesta a la pandemia, conviven con lógicas divergentes que reivindican la soberanía estatal en materias sensibles que ponen en cuestión el Estado de derecho europeo.

Al mismo tiempo, la crisis de legitimidad de nuestros sistemas políticos pone en la palestra la necesidad de reforzar la dimensión popular de la soberanía. La reivindicación de la decisión colectiva por parte de la ciudadanía se manifiesta en la demanda de actualización de los mecanismos de democracia directa –consultas y referéndums–, y la apertura de las instituciones representativas, según fórmulas que otorgan un mayor protagonismo a la ciudadanía. Además, no es casualidad que estas lógicas constituyentes y refrendatarias impulsadas por la acción colectiva se posicionen en el centro del debate sobre la gestión democrática de los conflictos de soberanía.  

Este monográfico quiere reunir aportaciones desde diversas disciplinas de las ciencias sociales que analicen y reflexionen alrededor de todas estas cuestiones. ¿Qué elementos de continuidad y cambio se detectan en las conflictividades nacionales?, ¿Cómo se construyen las identidades plurales en relación con el carácter nacional? ¿Con que instrumentos cuentan los contextos liberal-democráticos para gestionar los conflictos de soberanía? ¿Cómo escalan y como se distensionan los conflictos? ¿Es pertinente seguir utilizando el concepto de soberanía? ¿Cuál es la evolución contemporánea de dicho concepto? ¿Qué nuevos modelos políticos están surgiendo para gestionar la conflictiva articulación entre ciudadanía, identidad y territorio? Estas y otras preguntas serán objeto de tratamiento en el presente monográfico.

 La fecha máxima para el envío de propuestas es el 20 de diciembre de 2021. 

El monográfico se publicará durante el primer semestre de 2022.