LA HABANA VIEJA, UN PRESENTE AUDAZ

Maysel Castillo García, Marién Ríos Díaz

Resumen


La Habana, ciudad capital de Cuba, tuvo sus inicios con la construcción de la villa San
Cristóbal de la Habana, desde donde se consolidó una urbe con un amplio desarrollo
urbano arquitectónico desde el sXVI hasta nuestros días.
La estructura urbana que va a caracterizar la ciudad viene dada por un sistema de plazas
con diferentes usos y funciones donde se van a desarrollar las actividades fundamentales
de la villa, dándole carácter de policéntrica. Durante su crecimiento este carácter siempre
predominó y permanece en la ciudad actual lo que permitió la descentralización de
funciones. La presencia de destacadas obras de arquitectura doméstica, con los grandes
palacetes de patio central y zaguán con coloridos vitrales, eran símbolos de desarrollo
económico. La arquitectura de carácter religioso, igualmente tuvo un auge importante por
la construcción de obras como parte del perfil de la ciudad como hitos y de la vida social.
La Iglesia como institución toma fuerza dentro de la sociedad al desarrollar en sí las
funciones de salud, educación entre otras, ejerciendo así el control ideológico - cultural
sobre los distintos grupos sociales.
Hoy esa villa, la Habana Vieja ha experimentado importantes transformaciones
económicas, culturales y sociales producto del modelo de gestión integral implementado.
La Oficina del Historiador de la ciudad y sus direcciones especializadas ha rescatado parte
importante de la muestra patrimonial tangible e intangible de la cultura cubana en la zona
más antigua de la Habana, el Centro Histórico.

La Habana, ciudad capital de Cuba, tuvo sus inicios con la construcción de la villa San Cristóbal de la Habana, desde donde se consolidó una urbe con un amplio desarrollo urbano arquitectónico desde el sXVI hasta nuestros días.
La estructura urbana que va a caracterizar la ciudad viene dada por un sistema de plazas con diferentes usos y funciones donde se van a desarrollar las actividades fundamentales de la villa, dándole carácter de policéntrica. Durante su crecimiento este carácter siempre predominó y permanece en la ciudad actual lo que permitió la descentralización de funciones. La presencia de destacadas obras de arquitectura doméstica, con los grandes palacetes de patio central y zaguán con coloridos vitrales, eran símbolos de desarrollo económico. La arquitectura de carácter religioso, igualmente tuvo un auge importante por la construcción de obras como parte del perfil de la ciudad como hitos y de la vida social. La Iglesia como institución toma fuerza dentro de la sociedad al desarrollar en sí las funciones de salud, educación entre otras, ejerciendo así el control ideológico - cultural sobre los distintos grupos sociales.
Hoy esa villa, la Habana Vieja ha experimentado importantes transformaciones económicas, culturales y sociales producto del modelo de gestión integral implementado. La Oficina del Historiador de la ciudad y sus direcciones especializadas ha rescatado parte importante de la muestra patrimonial tangible e intangible de la cultura cubana en la zona más antigua de la Habana, el Centro Histórico.
La labor de la Oficina del Historiador de la ciudad, creó oficinas con direcciones especializadas para llevar a cabo el proceso de gestión integral, con una elaborada estrategia de desarrollo integral y autofinanciado, logrando un desarrollo económico importante al valorizar sus componentes tradicionales. El modelo de gestión integral del casco antiguo, considera la cultura como eje articulador principal del desarrollo, y al ser humano como protagonista del proceso. Es un centro histórico vivible, donde existe una alta densidad de ocupación, un considerable número de familias, por ello toma al hombre como figura principal por y para la que se aplica este modelo de desarrollo integral. Define en su conjunto una relación de elementos socio – culturales acompañados de una diversa actividad turística y comercial.
La obra social emprendida en la Habana Vieja se ha de destacar por la puesta en marcha de programas educaciones, la salud pública, y el sector de la vivienda y fomenta el reconocimiento de la amplia gama de valores históricos, arquitectónicos, urbanísticos, entre otros que hacen del Centro Histórico y la Habana Vieja en general un lugar con características patrimoniales excepcionales


Palabras clave


evolución; gestión integral; Centro Histórico; patrimonio, cultura; Oficina Historiador

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional.
RCUB revistesub@ub.edu Avís Legal RCUB Universitat de Barcelona